VOLKSWAGEN, RECONOCE MANIPULACION DE SOFTWARE, PARA ALTERAR LECTURA DE EMISIONES CONTAMINANTES [CO2] ,  EN SUS VEHICULOS

23  Setiembre     2015

Este martes saltó a la luz una noticia que ha hecho tambalear los cimientos de una de las compañías automovilísticas más importantes del mundo.

Volkswagen ha reconocido que en el último año introdujo un chip en sus vehículos diesel para modificar los datos de emisiones contaminantes [CO2].

El presidente de la compañía, Martin Winterkorn, ha querido mandar un mensaje a sus clientes y se ha disculpado públicamente con las autoridades y con el público por algo que "no puede ocurrir otra vez" y por "haber traicionado la confianza" de sus millones de clientes alrededor del  mundo.

Martin Winterkorn, CEO de Volkswagen [Foto AP]  
La hemos embarrado del todo, eso ha dicho el presidente de Volkswagen de America

La compania alemana afirma que hay 11 millones de coches en todo el mundo con el software de emisiones de gas manipulado.

Finalmente, Volkswagen destinara 6 billones y medio de euros parta hacer frente a los costes derivados de este escandalo.

La  EPA [agencia de proteccion medioambiental] que desenmascaro la tranpa de Volkswagen, asegura que en conduccion normal, los cohes contaminan entre 10 y 40 veces  + de los limites legales.

"Tenemos que arreglar los coches para evitar que esto vuelva a suceder y tenemos que hacerlo bien. Este tipo de comportamiento va totalmente en contra de nuestros valores"

Entre ellos estan los modelos diesel mas vendisos por el fabricante, como el Volkswagen Golf, El Passat o el Jetta, fabricados entre los anios 2009 y 2015

El escandalo se empieza a extender a otras partes del mundo, Francia ya ha pedido una investigacion a nivel europeo. Y Corea del Sur va incluso mas alla, el pais asiatico analizara todos los coches alemanes si detecta irregularidades en los motores diesel de Volkswagen

 
¿Quiénes descubrieron el software ilegal de Volkswagen?

Investigadores independientes iniciaron un proyecto en el 2013 para evaluar vehículos ligeros diesel en EE.UU.

Washington. El polémico trucaje de las mediciones de emisiones perpetrado por Volkswagen en millones de vehículos pasó desapercibido durante años, hasta que un grupo de investigadores de la Universidad de Virginia Occidental (Estados Unidos) y el Consejo Internacional del Transporte Limpio (ICCT) descubrieron el fraude.

La investigación se inició en el 2013 como parte de un proyecto "para evaluar las emisiones" en circunstancias reales de operación de los vehículos ligeros diesel en Estados Unidos.

Para ello, los investigadores realizaron pruebas de emisiones en tres vehículos: Volkswagen Jetta, Volkswagen Passat y BMW X5.

Los investigadores afirmaron que en las pruebas, que se realizaron en rutas con cinco características diferentes de conducción, desde urbanas hasta rurales, las emisiones de óxido de nitrógeno del Jetta fueron entre 15 y 35 veces superiores a los límites establecidos por la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de Estados Unidos.

En lo referente al Passat, las emisiones fueron entre 5 y 20 veces superiores, mientras que en el caso del modelo de BMW, las emisiones estuvieron dentro de los parámetros de EPA.

Sin embargo, las emisiones de los vehículos de Volkswagen cuando el automóvil estaba estacionario se situaban en los límites de las normativas.

La información obtenida por los investigadores sobre las discrepancias fue remitida en el 2014 a las autoridades estadounidenses, tanto a la EPA como a la Agencia de Protección Medioambiental de California, que iniciaron sus propias investigaciones.

Según los investigadores, la única respuesta a estas discrepancias es el software que hoy en día está instalado en todos los vehículos para controlar el funcionamiento de sus motores.

El software detectaría cuando el vehículo está siendo probado para determinar sus emisiones y activaría un ciclo del motor que reduce las emisiones de óxido de nitrógeno, un gas que es responsable del humo y contaminación de las ciudades.

Los investigadores no saben si el software detecta la falta de movimiento del volante o la desconexión del sistema de control de tracción, dos circunstancias que se producen cuando los vehículos son sometidos a pruebas estacionarias de emisiones.

Volkswagen no ha revelado todavía cómo funciona el software que permite trucar las emisiones.

 
El director ejecutivo de Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn, admitió que la automotriz alemana fue deshonesta en las pruebas de emisiones contaminantes.

"Nuestra compañía fue deshonesta con la EPA (Agencia de Protección Ambiental de EE.UU.) y el comité de Recursos del Aire de California, con todos ustedes (...) la embarramos totalmente", dijo Horn en un evento en Nueva York a última hora del lunes.

Horn prometió "enmendar las cosas con el gobierno, con el público, con nuestros clientes, nuestros empleados y también, muy importante, con nuestros distribuidores", señaló Horn en un evento de lanzamiento del modelo Passat 2015.

Volkswagen, líder mundial en ventas, reveló que 11 millones de vehículos diésel están equipados con dispositivos que pueden trampear las pruebas de emisiones contaminantes.

La empresa anunció la suspensión de la comercialización en Estados Unidos de sus diésel de cuatro cilindros de las marcas VW y Audi, que representaban el 23% de sus ventas en ese mercado.

 
El escándalo se hizo público el viernes cuando los reguladores estadounidenses ordenaron a la compañía corregir el defecto y anunciaron una investigación.

El Departamento de Justicia estadounidense lanzó una pesquisa penal, en tanto otros países instaron a iniciar una investigación, y Corea del Sur emitió citaciones a directivos de VW.

La automotriz alemana suspendió las ventas de todos sus vehículos diésel en Estados Unidos, lo que podría costarle unos 18.000 millones de dólares.

Volkswagen está "totalmente comprometida" a convertir este escándalo en una oportunidad para mejorar y aprender, pues el futuro de la firma depende de ello, dijo, y agregó que VW pagará lo que deba pagar.

"Pueden estar seguros de que no solo corregiremos este asunto (... sino) que pagaremos lo que debamos pagar y seguiremos trabajando muy duro para que nuestra historia con los clientes estadounidenses, nuestros distribuidores, nuestros empleados, sea exitosa", aseveró.Fuente: AFP

 

La fabricante alemana Volks-wagen podría afrontar hasta 18.000 millones de dólares en multas, después de haber sido acusado de diseñar un programa para autos a diésel que ocultaba a los reguladores el volumen real de emisiones de gases tóxicos de sus vehículos, señaló el viernes último la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.
 
“En palabras simples, los autos contenían un programa que bloqueaba el control de emisiones cuando era conducido en condiciones normales o cuando se estaban realizando pruebas” sobre los niveles de polución, manifestó Cynthia Giles, subdirectora de la EPA (por sus siglas en inglés) para  vigilancia y cumplimiento.
 
Volkswagen AG podría tener que asumir penas de 37.500 dólares por cada vehículo que no cumplió con la regulación federal sobre emisiones de gases. Hay un total de 482.000 autos a diésel de VW y la marca Audi que fueron vendidos desde el 2008 y que están sujetos a las acusaciones.
 
Los vehículos, todos construidos en los últimos siete años, son los modelos Jetta, Beetle, Golf y Passat, así como el Audi A3.
 
Si se determina la responsabilidad por cada auto involucrado en la denuncia, la multa podría llegar a 18.000 millones de dólares, dijo un funcionario de EPA.
 
“La EPA está comprometida a garantizar que todos los fabricantes de autos respeten las mismas normas”, declaró Cynthia Giles.
 
Un portavoz de Volkswagen en Estados Unidos dijo que la compañía “está cooperando con la investigación y no podemos hacer más comentarios por ahora”.
 
El programa cuestionado, llamado por EPA “un dispositivo engañoso”, oculta las emisiones de gases reales durante las pruebas y más tarde, cuando los autos están en la carretera, pueden llegar a expulsar hasta 40 veces más el nivel permitido de contaminación, violando las normas diseñadas para proteger la salud pública, dijo Giles.

EPA acusó a Volkswagen de utilizar un software en los vehículos a diésel Volkswagen y Audi con modelos entre los años 2009 y 2015 para ocultar las pruebas de emisiones para ciertos gases contaminantes.

Los vehículos involucrados ahora están sujetos a llamados a revisión, según la agencia EPA 

Renuncio el presidente de Volkswagen por escandalo de emisiones

   
 

Martin Winterkorn, CEO de Volkswagen

 

 Setiembre 2015

Actualizacion Constante    

 

automecanico.com