Fuerte plan contra emisión de gases

Servicios de La Opinión

25 de septiembre de 2004

SAN FRANCISCO, California.— Las normas más ambiciosas a nivel mundial para combatir la emisión de gases contaminantes por parte de vehículos automotores fueron aprobadas ayer en California, lo que obligará a los fabricantes de automóviles a modificar el diseño de los vehículos para que reduzcan la emisión de gases de “efecto invernadero”.
El Consejo Regulador del Aire de California dio ayer luz verde a una medida calificada de histórica por las organizaciones de defensa del medio ambiente para reducir notablemente la emisión de gases que causan el “efecto invernadero” a partir del año 2009.

Estos gases, principalmente el dióxido de carbono, contribuyen en gran medida al calentamiento global del planeta, según el grueso de la comunidad científica.

La norma indica que en una fase inicial, que irá desde el año 2009 al 2012, los fabricantes han de disponer de tecnología para reducir las emisiones en un 25%.

Una vez en pleno funcionamiento, en 2016, los fabricantes tendrán que rediseñar los vehículos para que las emisiones de estos gases se reduzcan en un 34%, en el caso de pequeños autos, y en un 25% para los vehículos de mayor tamaño.

Cada compañía automovilística podrá elegir entre diferentes métodos para conseguir este objetivo como, por ejemplo, motores más pequeños, modificaciones en el sistema de aire acondicionado o en el de transmisión.

En contra

La industria del automóvil se opone a esta medida y ya ha avisado que la recurrirá ante los tribunales, ya que la nueva norma tendrá grandes repercusiones más allá de California, donde se venden cerca del 13% de todos los vehículos de Estados Unidos.

Al igual que ha ocurrido con otras iniciativas de corte ecológico, aproximadamente una docena de estados —como Nueva York o Massachusetts— ya han expresado interés en seguir los pasos de California.

Este estado es el único que puede establecer sus propios estándares al respecto debido a que comenzó a regular la contaminación antes que el gobierno federal.

Otros estados, como los mencionados, pueden adoptar los estándares de California o los federales.

“La propuesta claramente va más allá de lo razonable”, dijo Fred Webber, presidente de la Alianza de Fabricantes Automovilísticos, organismo que planea llevar la medida ante los tribunales federales.

Por su parte, la autora de la norma, la legisladora estatal demócrata Fran Pavely, señaló que “vamos en la dirección adecuada. Hay un sentimiento general de apoyo público hacia esto”.

La medida, que cuenta con el apoyo del gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, supondrá que los californianos tendrán que pagar más dinero por sus vehículos.

Los dueños de empresas automotrices alegan que el costo de los vehículos se incrementará en unos tres mil dólares.

Sin embargo, las autoridades reguladoras del medio ambiente estiman que el aumento sería de unos mil dólares por auto y aseguran que las proyecciones de las empresas fabricantes son exageradas.

Además, California pondrá así algo más que un grano de arena para hacer frente a la posibilidad de una catástrofe medioambiental.

Para el profesor de la Universidad de Standford y premio Nobel de Física Burton Richard, “en cien años tendremos un verdadero problema si las predicciones actuales se cumplen”.

Richard señaló que la ley aprobada ayer es una “magnífica idea. Alguien tiene que hacerlo. La gente de Washington no tiene coraje, y es muy importante que el estado más grande lo haga”.

Un estudio reciente elaborado por un comité de 19 científicos advierte de que los cambios climáticos causados por estos gases ocasionarán un gran incremento de las temperaturas en California, hasta el punto de que las personas más vulnerables, como los ancianos, podrían estar en peligro.

Las organizaciones que apoyan la nueva regulación señalan que los 23 millones de vehículos registrados en este estado son culpables del 40% de los gases causantes del efecto invernadero que emite California.

Estos grupos consideran que esta ley es la principal contribución de California al medio ambiente desde que el estado forzó a las compañías automovilísticas a instalar catalizadores hace cuatro décadas, una decisión que fue seguida por el resto del país y luego se extendió a Europa.

Esta es también una manera de llamar la atención sobre el problema al resto del país. Según Richard “necesitamos despertar al gobierno de Estados Unidos. El electorado tiene que darse cuenta de los cambios que nos amenazan en el futuro”.

http://www.laopinion.com

Septiembre 2004

Actualizacion Constante

autor: Enrique celis

automecanico.com